Las preguntas frecuentes sobre la nube para empresas medianas

Está ocurriendo. Las empresas están trasladando cada vez más sus sistemas de TI a la nube... sacándolos de las salas de servidores de sus instalaciones.

Para las empresas con 500-5.000 personas (el pilar de la economía) el traslado es aún más urgente.  Le van a comer terreno desde abajo las nuevas empresas rompedoras y desde arriba los gigantes empresariales.

Para más y más departamentos de TI en empresas medianas, la respuesta es la nube.

Y por un buen motivo: la nube ayuda a trabajar de formas más ágiles, atender mejor a sus usuarios, permitir a su personal de TI que innove y proteger su negocio con una seguridad de tipo empresarial. Todo consiste en hacer más y pagar menos.

Pero a pesar de todos estos beneficios bien conocidos, la nube también presenta muchas preguntas para las empresas de tamaño mediano. (Lo sabemos. Trabajamos con miles de estas).

Teniendo eso en cuenta, hemos respondido a algunas de las preguntas más comunes sobre la nube que nos han hecho las empresas medianas. Léalas para descubrir las respuestas que necesita para “viajar a la nube” correctamente.

Metámonos en harina.

Lo básico

Lo básico

Si es nuevo en la nube y su función en los negocios, empiece aquí.

La nube es computación basada en Internet. Sustituye los sistemas de TI del sitio (servidores, almacenamiento, seguridad, aplicaciones y mucho más) con recursos alojados remotamente.

Hay tres categorías generales de informática en la nube. La primera es Software como servicio (SaaS), que representa el mayor mercado de nube. Con SaaS, sus aplicaciones se gestionan mediante un proveedor de terceros (como Salesforce.com), eliminando la necesidad de instalar y ejecutar aplicaciones en dispositivos individuales.

El segundo modelo de nube es Plataforma como servicio (PaaS). Es un avance con respecto al Saas, ya que ofrece un marco de trabajo para desarrollar y personalizar aplicaciones.

El tercer modelo es el más avanzado, se llama Infraestructura como servicio (IaaS). Este es un modelo de autoservicio para acceder, monitorizar y administrar infraestructuras de centros de datos remotos.

Al margen del modelo que elija, en vez de instalar aplicaciones y escritorios en cada computadora personal, se entregan de forma sencilla (y segura) desde la nube a cualquier dispositivo.

Eso es muy importante, ya que significa quitarle a usted una gran carga de encima (como el almacenamiento y la seguridad).

La nube incluye acceso remoto a todos los archivos, aplicaciones y datos. Y los servicios de nube se implementan deprisa y se consumen fácilmente mediante un modelo de suscripción mensual.

De un millón de formas distintas.

La mayoría de empresas de tamaño mediano ya invierten mucho en la nube (tanto si lo saben como si no).

Las empresas de contabilidad la utilizan para compartir archivos y datos con clientes de forma segura y colaborativa.
Las cadenas minoristas la usan para copias de seguridad de sistemas de puntos de venta.
Las empresas de construcción la usan para administrar proyectos.
La nube está influyendo mucho en empresas de todos los tamaños y todos los sectores.

Y cada vez más empresas de tamaño mediano están trasladando toda su infraestructura de TI a la nube. En lugar de poseer y mantener sus propios servidores, hacen que su equipo de TI se centre en la innovación en vez de “mantener las luces encendidas”.

Si la suya es una empresa que usa software basada en la red (o “Software como servicio”) para cronogramas, gastos o procesos de RR. HH., ya está lista para usar aplicaciones en la nube.

Lo mismo ocurre si tiene cosas como Gmail, Salesforce CRM, Office 365 u otros servicios de software ejecutados por el vendedor. De modo que sus aplicaciones estarán disponibles cuando las necesite y su datos se almacenarán, protegerá y tendrán copia de seguridad remota.

Me alegra que lo pregunte. Estos son los mayores:

  • Mayor seguridad: usted se beneficia de una seguridad a nivel empresarial para todo, desde cifrado completo y firewalls hasta actualizaciones instantáneas, parches y monitorización las 24 horas todos los días.
  • Mayor disponibilidad: su proveedor de nube está vinculado a una SLA, lo que significa que tienen que dar lo máximo para minimizar el tiempo de inactividad.
  • Menor administración de TI: la administración de TI es más fácil y rápida; además, la implementación y el mantenimiento están resueltos.
  • Mayor agilidad empresarial y de TI: se pueden crear los nuevos servicios que se necesiten y cerrarlos cuando ya no... Mucho más flexible que el licenciamiento fijo tradicional. Aún mejor, solo paga por lo que usa.
  • Movilidad reforzada: los datos, las aplicaciones y los escritorios basados en la nube siempre están disponibles para todo el mundo en su empresa, sin importar dónde estén ni el dispositivo que usen.
  • Afianzamiento futuro integrado: los proveedores de nube administrar actualizaciones de software, parches y mejoras, así que siempre tendrá la versión más reciente.

No es una mala lista para algo que también libera de las partes menos valiosas de la TI y se centra en las cosas que sí potencian el éxito de la empresa.

La respuesta rápida es de todo tipo. En un extremo están las empresas como Uber y Netflix que nacieron en la nube.

En el otro extremo hay grandes empresas que están realizando la transición poco a poco. Entre medias están las empresas de tamaño mediano que se trasladan a la nube poco a poco.

Las empresas de sectores muy regulados y con datos importantes, como la asistencia sanitaria y los servicios financieros, están entre las más ansiosas por pasar a la nube, ya que es mucho más seguro que lo que puedan hacer por sí solas.  

El uso compartido de archivos en la nube permite al personal almacenar documentos, archivos y videos en una ubicación céntrica para poder compartirlas con otros y sincronizarlos en todo tipo de dispositivos. En lugar de que Stan tenga una versión de un cronograma y Barbara otra, todo su equipo puede trabajar en los mismos proyectos a la vez sin largos seguimientos de correo ni choques de versiones. Mientras, todos esos archivos (y esas versiones) se administran y almacenan de forma segura.

Puesto que es muy fácil de implementar (y toca todos los aspectos del negocio) el uso compartido de archivos en la nube tiene un papel importante en el viaje a la nube de la mayoría de empresas.

Es un lugar estupendo para empezar y es importante mejorarlo si se siguen usando servicios de consumo.

El uso compartido de archivos de clase empresarial y las soluciones de colaboración de contenidos pueden ofrecer una colaboración mucho más rica y eficaz, así como mayor seguridad de datos y protección.

Las aplicaciones de nube vienen de dos formas: aplicaciones nativas de la nube y aplicaciones virtuales.

El Software como servicio es nativo de la nube. Es lo que se recibe al comprar software en forma de suscripción y se entrega a través de los navegadores de sus usuarios.

Las aplicaciones virtuales son aplicaciones tradicionales que se trasladan a la nube para poder entregarlas al equipo como servicio... igual que las aplicaciones nativas de la nube.

Por ejemplo, puede que su plantilla use Skype en el trabajo. Pero si su equipo de TI necesita actualizar Skype (para que no le hackeen), seguramente tenga que ir al escritorio de todo el mundo y actualizarles de uno en uno. Si en vez de eso “virtualizaran” Skype, la TI podría administrarla centralmente y entregarla a los dispositivos de todo el mundo de forma remota.

También puede virtualizarse así cualquier aplicación que desarrolle por su cuenta.

Podrá conservar las aplicaciones con las que está familiarizado, pero también obtendrá una administración centralizada, para que ya no haya que instalar las aplicaciones en los dispositivos una por una. Además obtiene acceso móvil, mayor seguridad y mejor rendimiento.

Un escritorio de nube traslada todo lo que se carga en la nube cuando sus usuarios activan sus computadoras (incluyendo el sistema operativo, las aplicaciones y los datos). Los usuarios obtienen la misma instalación que tenían antes, pero disponible en cualquier dispositivo que usen.

Los escritorios de nube centralizan y simplifican todos los pasos necesarios para tener otro escritorio en marcha. Se implementa, administra y monitoriza el escritorio entero en la nube.

Los escritorios de nube también reducen los costos de TI, al no comprar tanto nuevo hardware y no gastar tiempo protegiendo y actualizando el software y los sistemas operativos.

Todos los usuarios reciben un escritorio actualizado sin mucho trabajo. Se da a los equipos un acceso seguro desde cualquier parte del mundo. Y si se pierde una computadora, un escritorio de nube puede estar listo en minutos con una instalación idéntica (no se preocupe, la que se pierde se bloquea por completo: no se instala nada a nivel local, así que no se pierde información confidencial).

Los beneficios

Los beneficios

Lo que ofrece la nube a su organización.

Los beneficios principales de la TI basada en la nube se entienden bien y ya no hace falta debatirlos:

  • Mayor seguridad: se obtiene una seguridad de tipo empresarial que nadie puede permitirse imitar por su cuenta.
  • Menor administración: La administración de TI es mucho más fácil en la nube: es más rápida de implementar y el mantenimiento está resuelto.
  • Mayor agilidad: la TI basada en la nube es superflexible: puede crear nuevos servicios y cerrarlos fácilmente, sin atascarse en compromisos de licenciamiento. Es más, solo paga por lo que usa.
  • Movilidad más sencilla: la TI basada en la nube también hace más accesibles a las aplicaciones y más móvil a la plantilla, así que los servicios están disponibles para todos los miembros del equipo, estén donde estén.
  • Actualizaciones continuas: los proveedores de nube administran las actualizaciones de software, los parches y las mejoras, preparando su versión para el futuro de forma eficaz.
  • Disponibilidad garantizada: corresponde a su proveedor de nube entregar el tiempo de actividad prometido en su SLA.

Un modelo de suscripción resulta ventajoso por tres motivos. En primer lugar, no necesita una gran inversión de capital... sino un gasto de operaciones. En segundo, no tiene que suministrar en exceso: paga sobre la marcha. En tercero, una suscripción continua significa que siempre tendrá servicios actualizados y nunca tendrá que enfrentarse a mejoras a gran escala ni tratar con parches de software.

Si elige un servicio de tipo empresarial, por supuesto: por eso las empresas grandes y reguladas (como los bancos y hospitales) la usan tanto. Para empezar, la nube es más segura, ya que los datos reciben protección y una copia de seguridad fuera de las instalaciones; además usted actualizaciones automáticas cuando sale una nueva característica de seguridad. Además, los proveedores de nube pueden invertir el tiempo y el dinero necesarios para obtener los mayores niveles de seguridad, con un hardware sólido y una seguridad física, además de los últimos estándares de cifrado. Seguramente su negocio no podría permitirse este nivel de seguridad, pero los proveedores de nube sí (¡y deben!).  

Tanto como quiera. Solo usted determina la administración de sus servicios: usted elige quién está al mando y quién puede acceder a qué. También tiene libertad de vetar o revocar responsabilidades como desee.

En lo que se refiere a aplicaciones y escritorios, sigue teniendo todo el control. Usted define las políticas. Usted decide la implementación y el aprovisionamiento. Usted controla las mejoras, los desplazamientos y los cambios

Mientras tengan conexión a Internet y datos de inicio de sesión válidos, su personal puede acceder a sus archivos, aplicaciones y escritorios desde cualquier ubicación o dispositivo, con la misma experiencia del usuario y disposición.

Además, la mayoría de aplicaciones ofrecen una funcionalidad de alto nivel cuando no están en línea. En algunos casos, se puede completar el trabajo sin conexión y, luego, cargarlo y guardarlo en cuanto haya una disponible.

Las consideraciones

Las consideraciones

¿Le pone nervioso la nube? Aquí tiene algunos aspectos en los que fijarse.

Hay muchas preocupaciones por la seguridad en la nube, pero, como debatimos en la sección anterior, muchos proveedores de nube tienen en realidad una seguridad mucho mejor que sus clientes. Aparte de eso, su mayor preocupación será perder la conexión, y en ese caso no tendrá que esperar mucho para volver a estar en marcha*. Y puesto que la funcionalidad sin línea es una opción, generalmente puede seguir trabajando como antes: una vez conectado de nuevo, su trabajo se cargará y guardará automáticamente.

* https://www.cloudcomputing-news.net/news/2016/dec/22/how-keep-downtime-minimum-right-cloud-computing-support/

Si un dispositivo se pierde, no es para tanto. Los datos de acceso se pueden cambiar en minutos para que la gente vuelva a iniciar sesión en las aplicaciones que usaban desde nuevos dispositivos. Y los archivos guardados se quedarán tal y como se habían dejado... a salvo en la nube. Además, si opta por escritorios en la nube, puede contar con configuraciones de escritorios enteras recreadas al instante; así que aunque desaparezca una computadora portátil, no echará de menos más que el hardware... y seguramente evitará un caso de violación de datos. 

No pasa nada. Recuerde que la nube es un viaje: no se traslada todo de una sola vez. La mayoría de empresas empiezan con nuevos servicios de nube antes de mudar su infraestructura existente con el tiempo. La idea es planificar un viaje sensato para poder sacar el mayor provecho a su instalación actual y evitar deshacer cosas que aún puedan ofrecer valor.

Es importante no salir de la zona de confort. La nube no tiene que ser una decisión de todo o nada. Piense en ella como un viaje y vaya a su ritmo. Si quiere empezar modestamente, empiece modestamente... pruebe a trasladar algunos archivos a la nube para ver cómo le ayuda a su equipo.

El viaje

El viaje

Hablemos de cómo dar el primer paso...

No hay un enfoque único para todo el mundo. A algunas empresas les gusta lanzarse directamente a mudar los escritorios, pero quizá usted quiera empezar con algo tan sencillo como el uso compartido de archivos y la colaboración de contenidos en la nube. Piense en lo que quiere conseguir, alinee todas sus partes interesadas y señale cualquier preocupación temprana para hacer la transición al ritmo adecuado.

La nube ha facilitado mucho el desarrollo de nuevas soluciones, así que es un lugar estupendo para los desarrolladores a los que les gusta hacer las cosas por su cuenta. Pero puede ir mucho más lejos (¡y con más seguridad!) si trabaja con alguien experto en la nube... como nosotros. Podemos ayudarle a diseñar un trayecto a la nube apto para usted y su plantilla.

Ningún viaje a la nube es igual a otro, pero muchas empresas de tamaño mediano empiezan con archivos y datos. Así, los archivos están más disponibles y su trabajo se simplifica con una mínima interrupción. Las aplicaciones existentes suelen desplazarse después para apoyar mejor los procesos empresariales principales. Las escritorios se desplazan en las últimas fases, para eliminar la necesidad de instalar y administrar los sistemas en las computadoras una por una. Pero sea cual sea el primer paso, la progresión es flexible y depende de usted.

Enséñeles que funciona. Busque casos de éxito de peces gordos, como bancos y empresas de asistencia sanitaria, que demuestren los beneficios de la nube. Y use ejemplos de empresas como la suya (habrá muchos). Visite citrix.com/cloud. ¡Estamos aquí para ayudar!

Como pueden ayudar los servicios de Citrix Cloud, sea cual sea su fase de adopción de la nube

Toda organización empieza su viaje en la nube en un punto distinto, enfrentándose a diferentes aspectos. Si la nube le resulta relativamente nueva, existe el peligro de comprometerse en exceso con un solo vendedor, plan o plazo. Sin embargo, si ya tiene un pie en la nube, querrá saber cómo adoptar más servicios en la nube sin mayor complejidad ni riesgos, ni sin fragmentar la experiencia del usuario.

Los servicios de Citrix Cloud eliminan estas preocupaciones, al dejarle empezar donde esté y llegar tan lejos como quiera... manteniendo una administración sencilla. Permite alojar y ejecutar los servicios que se quiera (Citrix Virtual Apps y Desktops, movilidad, control de acceso seguro o EFSS) en la infraestructura que desee, ya sea la nube, en las instalaciones o híbrida. Aún mejor: se administra todo esto mediante un solo plano de administración basado en la nube.

Los servicios de Citrix Cloud dan total libertad para mezclar servicios de nube y en las instalaciones y trasladar de forma progresiva datos, aplicaciones y escritorios a la nube dependiendo de su estrategia de transición. Además:

  • Le ayudará a hacer más con menos: con la preintegración y sin actualizar nada... porque lo haremos por usted.
  • Le dejará al mando de la seguridad de datos: con poder total allí donde se implementen datos, aplicaciones y cargas de escritorio.
  • Protegerá la continuidad del negocio: con servicios ejecutados en una plataforma altamente disponible y distribuida a nivel internacional, eliminando el riesgo de un único punto de fallo.

Aceleración del viaje a la nube

Adoptar la nube no implica tener que cambiar drásticamente su forma de proporcionar apoyo a la empresa con la TI.
Puede que solo implique virtualizar algunas de sus aplicaciones en las instalaciones para poder usarlas igual que Skype y Gmail. O puede que implique virtualizar sus escritorios en la nube para poder administrarlo todo mediante una sola interfaz mientras su personal accede a las soluciones que necesitan en los dispositivos que prefieran. De hecho, puede trasladar tanta infraestructura como quiera, a su ritmo... el viaje es sorprendentemente sencillo.

Eso no significa que no necesita un guía.

El siguiente eBook, “El viaje de su empresa a la nube: un plan para empresas de tamaño mediano”, le ayudará a planificar y acelerar su viaje a la nube.  

Rellene el siguiente formulario para obtener el eBook y empezar su planificación.

Complete el formulario para obtener acceso inmediato a este eBook.